El periodo predinástico (4500 a 3000 a.C.)
Es la primera fase e incluye la Dinastía 0 (3200 a 3000 a.C.). Se caracteriza por el contacto creciente de las comunidades independientes del alto y bajo Egipto. Estas eran comunidades agrícolas estables, con rebaños de ganado y una artesanía lítica, cerámica y trabajos de cestería y tejidos de lino.
Estas comunidades las podríamos dividir en el alto y el bajo Egipto. Las costumbres del alto Egipto pronto se propagaron por el bajo Egipto creando un ambiente favorable para la unificación política a principios del III milenio.
Las comunidades agrícolas de Egipto giraban en torno al Nilo, pronto quedó de manifiesto que sólo el trabajo conjunto de todas las comunidades podría controlar las subidas de este y en torno al 3200 a. C. hubo monarcas tanto de las ciudades más importantes del norte como del sur que trataron de unificar estas comunidades.
El faraón es la unificación de los atributos de los reyes de norte y del sur de Egipto es el portador de la doble corona, La corona del alto y bajo Egipto.
Entre los reyes de la Dinastía O encontramos a Ka, al rey Escorpión y al célebre Narmer, artífice de la unificación del alto y bajo Egipto.
En este periodo se sembró el germen de la civilización egipcia, su organización social, su escritura, religión, etc.…

Manuel Lara, escritor apasionado de la historia. Es Diplomado en Mitología por la Universidad de Harvard en Edx, donde estudió con Gregory Nagy y la de Pensilvania en Coursera donde estudió con Peter Struck. También es diplomado en Historia por la Universidad Hebrea de Jerusalen donde estudio con el Dr Harari.
Ha escrito libros de novela histórica como Las laderas del Parnés o La morada de Tántalo, ensayos como Camino de Maratón, La última década o Cuentos cavernícolas.