Continuamos la narración de los orígenes de esta batalla, este mes nos centramos en Temistocles, el líder de la liga griega

Temistocles es sin lugar a dudas el gran líder de los griegos, no solo de los atenienses. Antes de producirse la invasión, supo darse cuenta de que la clave estaba en el mar, quien dominara el mar ganaría la guerra.

Temistocles debió sacar conclusiones de la revuelta jónica y de la expedición contra en Ática que terminó con la victoria de Maratón.

La revuelta jónica no fue sofocada hasta que la flota persa destruyó a la flota griega, el final de la flota griega supuso la toma de Mileto y el fin de la sublevación.

La flota persa desembarcó un ejército en Naxos, otro en Eubea y por fin el ejército derrotado en Maratón. El mar era suyo y podían desembarcar tropas en cualquier lugar de Grecia.

La victoria de Maratón parecía indicar que reforzar el ejército griego era la solución, pero Temistocles proponía reforzar la marina de guerra frente al ejército.

Y la fortuna sonrió a Temistocles, se encontró plata en las Minas de Laurio  y convenció a sus compatriotas para construir una flota. Atenas tendría una flota sin despojar su ejército.  Además el ejército ateniense estaba compuesto por milicianos que tenían el poder adquisitivo necesario para costearse la panoplia (armadura). La flota era impulsada por remeros, gentes sin recursos. Ricos y pobres pues lucharían por Atenas, los ricos en el ejército como hopiltas y los pobres como remeros en la flota.

Además la actitud de Temístocles favoreció el entendimiento con los espartanos. Los espartanos tenía vía libre para comandar los ejércitos griegos y los atenienses gobernarían la flota griega, aunque nominalmente el almirante fuera un espartano, ciudad sin apenas barcos.

 

Manuel Lara, escritor apasionado de la historia. Es Diplomado en Mitología por la Universidad de Harvard en Edx, donde estudió con Gregory Nagy y la de Pensilvania en Coursera donde estudió con Peter Struck. También es diplomado en Historia por la Universidad Hebrea de Jerusalen donde estudio con el Dr Harari. Ha escrito libros de novela histórica como Las laderas del Parnés o La morada de Tántalo, ensayos como Camino de Maratón, La última década o Cuentos cavernícolas.